Declaración de TRISOL en apoyo al Gobierno Revolucionario de Venezuela




DECLARACIÓN DE LA TRICONTINENTAL DE LAS RELACIONES INTERNACIONALES Y SOLIDARIDAD EN APOYO AL GOBIERNO REVOLUCIONARIO DE VENEZUELA

Pueblos del mundo: la escalada imperialista para detener el ritmo de las revoluciones populares de Nuestra América obliga a enfrentarla desde todos los espacios posibles y con todas las fuerzas disponibles. Es una escalada para colocar por elecciones manipuladas o por la fuerza del fraude, la mentira y los golpes de Estado a sus oligarcas o a esos ambiciosos de pertenecer a las oligarquías vendepatrias.

Hoy más que nunca se requiere unidad para elaborar y aplicar la estrategia adecuada de buscar líderes capaces, claros ideológicamente, valientes y talentosos y apoyarlos con UNIDAD, LUCHA, BATALLA y VICTORIA en las elecciones, de manera que podamos volver a impulsar con fuerza la integración de nuestras naciones y la creación y consolidación de la añorada Patria Grande, única fuerza capaz de garantizar el futuro promisorio de nuestros pueblos y detener a esos gobiernos impopulares que pretenden volver a llenar de miseria y sangre a nuestros países para después irse a vivir a Miami, como han hecho algunos que han traicionado a su Patria y la han entregado a EEUU: Zedillo, Moscoso, Fox y Micheletti son solo algunos de ellos.  Hoy hay otros traidores que deben ser desenmascarados por sus conductas anti integracionistas.


Venezuela, su pueblo y su gobierno denuncian ante los pueblos latinoamericanos, caribeños y ante el mundo entero, la vil agresión de que fue objeto la Canciller Delsy Eloina Rodríguez Gómez, por parte de esbirros de la policía de la República de Argentina, en el marco de la Reunión del Mercosur, donde Venezuela plantearía sus argumentos explicativos del porqué le corresponde de manera legítima y en apego al Tratado del Mercosur, la Presidencia de dicho Organismo. Esta agresión contradice todos los principios que rigen las relaciones internacionales de los países. Los principios de coexistencia pacífica, de respeto a la Soberanía de los Estados, de no injerencia en los asuntos internos y de solución amigable de los conflictos entre los actores, han sido pisoteados de manera artera por una jauría de policías que actuaron de manera inmisericorde, ante la mirada cómplice de las autoridades argentinas que nada hicieron por impedir tales desmanes de ultraje a la persona de la Canciller de Venezuela, al Canciller Choquehuanca de Bolivia y al Vicecanciller de ese hermano país.

Con tal agresión, de los gobiernos de Argentina, Brasil y Paraguay, que han chantajeado al de Uruguay para sumarlo a la ignominia, se pretende despojar a Venezuela de sus legítimos derechos de pertenecer al organismo regional y de asumir y ejercer la Presidencia que por orden alfabético le corresponde y la ha ejercido acompañada por los pueblos de Mercosur. La participación de Venezuela en esa agrupación forma parte de su derecho a compartir los espacios integracionistas que con tanto esfuerzo se han ido construyendo dentro de un nuevo modelo geopolítico, pluripolar que permita romper con los lazos de la dependencia de los grandes centros de poder y hacer de nuestras naciones, pueblos libres y soberanos. La agresión cometida, además de faltar a las normas elementales de respeto a la mujer, viola la Convención de Viena de Relaciones Diplomáticas que establece la protección debida a los funcionarios diplomáticos en el ejercicio de sus funciones.

Venezuela, su gobierno y su pueblo están más que nunca convencidos que la solución a los ingentes problemas que afectan a la América Latina y al Caribe Insular, está en la integración latinoamericana-caribeña y en las transformaciones sociales que demandan los pueblos; ellas harán posible desestructurar los lazos de dependencia y sumisión de la férrea dominación del llamado orden financiero internacional. La integración de nuestros pueblos, como lo afirmó el Comandante Hugo Chávez Frías debe partir desde el alma de los pueblos, rigiéndose por los principios de la cooperación, honestidad y cooperación internacional, como un mecanismo idóneo para darle razón a la coexistencia en este mundo. No persigue otra cosa Venezuela en el Mercosur que sumar sus esfuerzos por la construcción de un espacio económico, junto al ALBA-TCP y PETROCARIBE, que permita crear un mercado justo, latinoamericano y caribeño, que ponga como centro de todo al ser humano y enfrente las asimetrías que pretende imponer el capital internacional.

El golpe de Estado que se pretende imponer en el Mercosur, así como la agresión física a la Canciller venezolana y al Canciller de Bolivia, demandan la más enérgica condena por parte de los Movimientos Sociales, los pueblos y los gobiernos verdaderamente democráticos, revolucionarios y populares de América Latina, del Caribe y del Mundo entero, así como de las personalidades amantes de la paz y de la coexistencia pacífica y civilizada que debe reinar en las relaciones internacionales.


La República Bolivariana de Venezuela, firme y gallarda, cuenta con un Gobierno legítimo presidido por Nicolás Maduro Moros y su pueblo todo. Se mantiene firme y altiva en su posición que considera justa y apegada al Protocolo que rige al Mercosur y con Bolívar y Chávez y con la compañía de los pueblos y de los Movimientos Sociales declara que no retrocederá en su derecho a ser libre y soberana, y en consecuencia nosotros no renunciaremos a nuestros derechos legítimos por ver cristalizados el sueño bolivariano de una Patria Grande, capaz de enfrentar las apetencias imperiales y de los gobiernos serviles que dándole la espalda a sus pueblos, se arrodillan al imperio y al gran capital.

Desde la TRICONTINENTAL DE LAS RELACIONES INTERNACIONALES Y LA SOLIDARIDAD (TRISOL), condenamos con todas nuestras fuerzas la conspiración contra Venezuela y la agresión humillante del gobierno argentino hacia la Canciller venezolana y el Canciller de la hermana República Plurinacional de Bolivia. Manifestamos nuestra más firme solidaridad con el Gobierno Revolucionario del presidente Nicolás Maduro Moros y con el Gobierno del presidente Evo Morales Aima y llamamos a los pueblos del mundo a condenar esta agresión fascista que desdice  toda conducta civilizada por parte de los agentes materiales de la agresión así como de los gobiernos títeres de Argentina, Brasil y Paraguay, puntas de lanza del imperialismo, contra el cual los pueblos han emprendido desde hace años una tenaz lucha de resistencia y han recuperado muchos espacios. 

Como lo afirmaron los invencibles Comandantes: “Nada ni nadie podrá impedir el futuro luminoso de los pueblos de América Latina y el Caribe”(Fidel 1991) y hoy lo proclama junto a Chávez todo su pueblo:  “Independencia y Patria Socialista, Viviremos y Venceremos”.


¡NO A LA AGRESIÓN FASCISTA!
¡CONDENA MUNDIAL A LA CONSPIRACIÓN CONTRA VENEZUELA!
¡VIVA VENEZUELA BOLIVARIANA 
Y SOCIALISTA!

Comentarios

Entradas populares de este blog